Archivo de la etiqueta: figura

Recupera la silueta después del embarazo

CUANDO PODEMOS EMPEZAR EL PLAN PARA ADELGAZAR

Sobre cuando se puede empezar a ponerse a dieta, ejercicio… “cuidarse”, hay diferentes opiniones sobre ello, desde las 6 semanas a un año, o empezar de dos a seis meses después del parto. Realmente depende del peso que se haya ganado y de la constitución de cada persona. Y por supuesto de cómo haya sido el parto.

Recuperar el peso y la silueta en un mes o algo más, mejor dejarlo para las artistas de cine, aunque sinceramente me parece algo bastante irreal.

Lo más adecuado es que después del año se debería haber recuperado la forma.

Es muy importante el aspecto psicológico, en el que continúan involucradas las hormonas y querer recuperar el peso o la figura antes de tiempo puede ser igualmente muy frustrante.

Los primeros días en casa, con el bebé, son para descansar, recuperarse tanto física como emocionalmente y tener tiempo para disfrutar del bebé.

Parece que esos días la madre solo se tiene tiempo de comer, dormir (poco) y cuidar al bebé.

Al poco de dar a luz, empezamos a notar algunos cambios.

Se puede notar una pequeña inflamación en las piernas y pies. Hasta que no se vayan perdiendo los líquidos ganados durante el embarazo.

Aumenta el estreñimiento.

El periodo puede volver entre seis y ocho semanas o meses, aunque si se no se está en la lactancia antes.

Algunas mujeres pueden desarrollar problemas en las tiroides en el primer año de dar a luz. Tanto hipertiroidismo como hipotiroidismo, aunque no es permanente, se suele recuperar al máximo un año.

Si se desea hacer dieta, hay que ponerse a dieta tranquilamente, si se va a dar la lactancia mejor procurar comer sano, que dieta, ya que se puede perder calidad y cantidad de leche materna.

Lo ideal es eliminar los azúcares simples extras, las grasas y las comidas más copiosas, y por supuesto olvidarse del alcohol. Procurar mantener una dieta sana y se puede empezar un plan de ejercicio suavemente.

Algunas mujeres debido a los cambios hormonales sienten algo de ansiedad y depresión, lo que les hará picar y comer en exceso, sobre todo dulces, para esos momentos lo ideal es la L-teanina, que relajará. No debería durar esta sintomatología más de dos semanas, si dura demasiado tiempo es importante consultar al médico.

¿CUÁNTO PESO PUEDO PERDER Y EN QUE VELOCIDAD?

Para la recuperación más o menos rápida también va a influenciar como ha sido el parto, evidentemente no es lo mismo un parto por cesárea que uno natural. En la cesárea se ha de recuperar la cirugía abdominal.

Después del parto el útero va a reducir de tamaño y posición. Durante la lactancia se libera oxitocina que provoca contracciones en el útero, gracias a estas recupera su posición.

Justo en el momento del parto se va a perder hasta aproximadamente 4 kilos al perder los líquidos corporales. Igualmente se va perdiendo peso naturalmente hasta que el útero va recuperando su tamaño.

Cuando se está dando de mamar es normal o se puede alcanzar a perder hasta un máximo de 1 kilo a la semana. Ya que en esta etapa, no se debe perder mucho peso.

Lo ideal es perder peso gradualmente.

Se suele recuperar la figura como antes del embarazo al año de nacer el bebé.

El peso se puede recuperar a los seis meses.

Aunque evidentemente depende del peso ganado durante el embarazo si ha sido muy importante o no.

¿QUÉ CAMBIOS SON LOS QUE VOY A RECUPERAR ANTES?

Las tres partes del cuerpo que han tenido más cambios, son el suelo pélvico, el abdomen y el pecho.

Por lo que estas son las que igualmente vamos a notar antes la recuperación.

Como he dicho en la lactancia la oxitocina ayudará a que se recupere el tono rápidamente, aunque los ejercicios siempre son recomendables.

La zona abdominal este algo más floja y hasta algo arrugada y ha desaparecido la cintura, para ello lo ideal es empezar los ejercicios específicos cuando ya se encuentre recuperada, cuando se sienta, nos hemos de acordar que han sido nueve meses, y que recuperarse no va a ser rápido.

Cuando los niveles de progesterona disminuyen mejora el tono muscular.

El estreñimiento, mejora bebiendo mucho agua, zumos, comer fibra. Se pueden usar supositorios puntualmente.

Perdida de pelo, es uno de los problemas más habituales, durante el embarazo las hormonas protectoras, dan un aspecto de piel y pelo sano, cuando bajan de golpe las mismas, el pelo se suele caer, aunque en poco tiempo, volverá a lo mismo.

Después de la lactancia, el pecho volverá naturalmente a su forma, aunque cuando el tamaño grande la recuperación es más difícil, y el pecho pequeño algunas veces se hace más pequeño.

PARA RECUPERAR EL PESO, ¿QUÉ PUEDO HACER?

Dieta sana es lo ideal, con muchos líquidos, fruta y verdura. No podemos hacer dieta estricta, necesitamos la energía diaria necesaria.

Desayunar con tiempo.

Comer al menos cinco piezas de fruta y verdura diarias.

Incluir mucha fibra en la dieta, como avena, alubias, grano enteros.

Incluir hidratos de carbono de absorción lenta, como la pasta integral preferentemente, pan y arroz.

Evitar azúcares simples, alimentos demasiado grasos como el fast food, pasteles o bebidas gaseosas.

Controlar el picoteo y las veces que acudes a la cocina (se pasan bastantes horas en casa), lo ideal es una pieza de fruta cuando se va a picar, se puede poner cortada a trocitos.

Las calorías necesarias, depende mucho si se está o no en la lactancia.

Es importante procurar perder el peso ganado de más si se pretende tener más descendencia.

Si estás dando de mamar, las calorías necesarias son mayores que si no lo estás haciendo. Se necesitan aproximadamente un extra de 350 calorías al día para producir la leche. Estas calorías adicionales se van a usar de las reservas que se han acumulado durante el embarazo, este es otro de los motivos de que las hormonas durante el embarazo llevan a la reserva de grasas.

Es importante no reducir la ingesta de calorías inmediatamente, ya que necesitamos estas calorías para recuperarse, sobre todo las que han tenido un parto por cesárea.

Las necesidades mínimas aproximadas son de 1500 calorías/día.

No se deben tomar suplementos o ayudas para adelgazar si se esta dando de mamar.

Mi recomendación es comer varias veces al día, pequeñas cantidades.

Aumentamos el número de comidas y alimentos como frutas, verduras y grano entero.

Muchas mujeres cuando están embarazadas piensan que pueden comer lo que quieran y cuanto quieran por el motivo de estar embarazadas, aunque no es lo más recomendable, si no se hacen excesos, es un momento para relajarse.

Pero después del parto la mente ha de volver a las cantidades y productos adecuados.

De todos modos, no se debe esperar demasiado a recuperarse, ya que sino cada vez será más difícil.