Archivo de la categoría: Embarazo

Preparar la llegada del bebé con los descuentos de MasCupon

Para la mayoría de las familias, preparar y decorar la habitación del bebé es algo más que una laboriosa tarea. Normalmente, alrededor de los seis o siete meses de embarazo, los papás suelen encargar todo lo que el pequeño va a necesitar en su habitación. La decoración, con la elección de los muebles, los colores, el tipo de iluminación, etc., es una tarea con la que disfrutarás. Sin embargo, es preciso organizarte debidamente y no agobiarte. También debes tener en cuenta que el ambiente del cuarto del recién nacido debe ser cálido, agradable, relajante y cómodo.

Pero ahora es todo más sencillo, puesto que puedes comprar todo lo que necesites para tu bebé de forma online y con los grandes descuentos que ofrece MasCupon la dura tarea de ser papá o mamá se hace más sencilla. Antes de comenzar con la preparación de la llegada del bebé os dejo algunos de estos descuentos en el siguiente enlace https://www.mascupon.es/tiendas/cupon-descuento-todopapas/

Al preparar la habitación del bebé, no puede faltar:

  • Una cuna o un moisés para que duerma el bebé. Conviene situarla en un rincón del dormitorio de matrimonio para poder llegar enseguida, en caso de que el pequeño se despierte por la noche. Asimismo, hay que asegurarse de situar la cuna o el moisés en un lugar ventilado y nunca cerca del radiador.
  • Un  mobiliario sencillo. Los básicos son: la cuna, el armario y el cambiador. Con estos tres muebles, tienes lo necesario para cubrir sus necesidades (dormir, vestirlo y cambiarlo). Más adelante, en la habitación del bebé puedes adquirir una silla, un baúl para guardar sus cosas o una mesita para cuando empiece a dibujar. Sabemos que todo este mobiliario es caro y se queda prácticamente nuevo enseguida que nuestros hijos crecen, por ello, está bien que ahorremos un poco en él, lo cual podemos hacer gracias a estos descuentos de Bebé2Go gracias a MasCupon https://www.mascupon.com.mx/tiendas/codigo-descuento-bebe2go/
  • Un cambiador. Algunos modelos están provistos de cajonera, en la que se puede disponer todo lo necesario para el cambio.
  • La bañera, que podrá colocar, o no, en su habitación.

Consejos para preparar la mejor habitación para tu hijo

  1. Cuna. La cuna en la habitación del bebé es esencial para su bienestar, ya que va a pasar muchas horas en ella durmiendo. Debe ser cómoda y segura, y disponer de una barandilla con barras, con una distancia entre éstas de un máximo de 6,5 cm (Ley Europea EN 716/95). La altura de la barandilla desde el colchón será de 60 cm, por lo menos.
  2. Colchón. En cuanto al colchón, existen de distintos materiales. Los más recomendados son el de látex, higiénico y adaptable al cuerpo del pequeño, y el de fibra de coco, que impide la acumulación de humedad. El colchón debe tener las medidas exactas para quedar fijo en la cuna. Entre la funda del colchón y las sábanas de algodón, se debe colocar un protector de tela o celulosa absorbente.
  3. Saco de dormir. En los últimos años, se ha extendido su popularidad entre las mamás, puesto que mantiene siempre tapadito al bebé y le garantiza una temperatura corporal adecuada. Si se utiliza, es mejor no abrigar excesivamente al bebé para dormir. El saco hay que utilizarlo sólo mientras lo exija la temperatura ambiente.
  4. Colores. En relación con los colores de la habitación del bebé, dependerá del toque que quieres darle. Si quieres que la habitación sea clásica y elegante, deberás optar por tonos claros como el beige o el blanco. En cambio, si prefieres que transmita alegría, puedes optar por tonalidades más coloridas. Debes tener presente que, cuando el pequeño es aún un bebé se recomiendan los colores suaves que le aportan tranquilidad y bienestar. Si finalmente decides utilizar un color sencillo y claro, siempre puedes decorar las paredes con papel pintado o algún lienzo bonito como los que puedes encontrar en Etsy, ahora con los descuentos mucho más accesible. https://www.mascupon.com.ar/tiendas/codigo-descuento-etsy/
  5. Iluminación. Con la iluminación es recomendable que, aparte de la luz convencional del techo, la habitación disponga de una luz más tenue. Ésta puede colocarse en una pared o bien ser en forma de lamparita. Es ideal para usarla en aquellos momentos de descanso y relajación: cuando el niño se despierta por la noche o cuando se le acuesta.
  6. Cortinas. Las cortinas son necesarias para controlar la entrada de luz natural durante el sueño diurno del bebé. Es aconsejable que estén hechas de materiales que no atrapen mucho polvo.
  7. Al decorar la habitación del bebé, debes tener en cuenta un aspecto fundamental: la seguridad en la estancia donde duerme. Usa pinturas adecuadas para pintar las paredes, muebles con bordes redondeados, protectores de enchufes y evita objetos que puedan romperse.

Espero que este post os sirva de ayuda, tanto a los papás y mamás primerizos como a los que ya tenéis algún niño pero queréis preparar la llegada de vuestro bebé consiguiendo los mejores precios del mercado.

Antes de despedirme, quiero recordar que cuando vuestro bebé llegue tendrá que jugar y entretenerse con algo ¿no?, pues no olvidéis comprarle algún pequeño juguete para esos primeros meses. https://www.maiscupao.pt/lojas/cupao-de-desconto-toysrus/

Controla tus antojos durante el embarazo

Las embarazadas pueden sufrir de ansiedad por comer alimentos altamente calóricos como un helado de chocolate o papitas fritas; lo que se conoce comúnmente con el nombre de antojos.

De hecho, los antojos son legendarios durante el embarazo, pero no todas las mujeres los experimentan.

Éstos pueden indicar la necesidad de consumir determinados nutrientes (vitaminas y minerales) o reflejar la necesidad de recibir más cuidados y mimos.

Sin embargo, lo curioso de todo esto es que rara vez el antojo consiste en una olla grande de humeantes calabacitas tiernas sino más bien se quiere consumir entero un pastel de calabaza y es allí en donde se convierte en un problema.

Es importante observar que los antojos son los deseos naturales del organismo, pero desbocados.  De allí la importancia de  controlarlos, ya que las embarazadas pueden ganar peso de más lo que puede comprometer tanto su salud como la del bebé.

Existen varios remedios caseros y naturales que pueden ayudar a controlar estos deseos.

Remedios populares

Remedio para controlar los antojos #1: Chupar un pepinillo agrio. Si se está a punto de sucumbir, se recomienda saborear un pepinillo agrio para eliminar el antojo de dulce.

Remedio para controlar los antojos #2: Tomar un jugo. Un antojo verdaderamente fuerte de comer algo dulce, con frecuencia, se puede mitigar con una menta y bebiendo después unos cuantos decilitros de jugo de fruta o unos trocitos de ésta -por ejemplo, de manzana o pera.

Lea también: Remedios para la diabetes gestacional

Remedio para controlar los antojos #3: Engañar el paladar deseoso de dulce con especias. La canela, vainilla y nuez moscada satisfacen el gusto por un dulce, pues éstas dan un sabor azucarado, sin calorías.  Por ello, un buen remedio consistiría en añadir canela, vainilla o nuez moscada a un yogur o leche caliente.

Remedio para controlar los antojos #4 Consumir los alimentos que causan antojo en pequeñas cantidades. En este sentido, si se tiene un antojo por algo dulce, se puede consumir un puñado de  nueces de pacana en vez de un chocolate. Los antojos de sal se calman comiendo aguacate o una papa al horno con semillas de ajonjolí.

Recomendaciones

Realizar alguna actividad interesante. En lugar de echarle el ojo a una bolsa de papas, se aconseja leer un periódico o desempeñar cualquier otra tarea que la entretenga. Si está absorta en una actividad interesante o divertida es probable que su antojo desaparezca.

Tomar comidas cortas con más frecuencia también ayuda a disminuir los antojos.

Comentar al compañero si se está muy sensible emocionalmente y necesita un poco más de atención (situación muy común durante el embarazo).  Explíquele que la mujer da tanto de sí misma mientras su bebé crece que en ocasiones puede necesitar mucho amor, ternura y cuidado. Si usted no hace esto es probable que se incline a comer para aliviar los antojos y que estos tengan un alto contenido de grasa perjudicial y de sal.

Ceder de vez en cuando. Si se necesita definitivamente consumir papas fritas o cualquier otro antojo que produce un sentimiento de culpa, puede integrarlo deliberadamente en la dieta y disminuirá la angustia. Si quiere comer helado, proyéctelo de antemano. Decida la cantidad y con cuánta frecuencia lo hará. Después, cuando esté lista para satisfacer su deseo, salga a la calle, camine por un tiempo y cómprelo. No se prepare para satisfacer su antojo guardando dos litros en su congelador, a su alcance.

Tomar medidas si se siente antojos por chupar hielo. Algunas mujeres se preocupan por chupar y masticar hielo durante el embarazo, ya que existe una vieja leyenda acerca de esto. No es perjudicial y puede suceder por el calor que se siente durante el embarazo debido al peso adicional que se lleva y al mayor volumen de sangre. Si usted está consumiendo cantidades excesivas de hielo, mencióneselo a su doctor en la próxima consulta de control.  La sal tisular Nat mur podría ayudarle en este caso.

Recuerde que bebidas frías y heladas se deben evitar en lo posible a la hora de las comidas. La digestión es un proceso que produce calor, y el hielo podría hacerlo menos eficiente, pues los alimentos no se aprovecharían de manera correcta.

Acudir al doctor si se siente  antojos por sustancias anormales (conocidos como “pica”) como tierra, ceniza, tiza y pintura de las paredes. Existen peligros al ingerir estas sustancias, ya sea por cantidad excesiva o porque son o contienen ingredientes tóxicos.

Recupera la silueta después del embarazo

CUANDO PODEMOS EMPEZAR EL PLAN PARA ADELGAZAR

Sobre cuando se puede empezar a ponerse a dieta, ejercicio… “cuidarse”, hay diferentes opiniones sobre ello, desde las 6 semanas a un año, o empezar de dos a seis meses después del parto. Realmente depende del peso que se haya ganado y de la constitución de cada persona. Y por supuesto de cómo haya sido el parto.

Recuperar el peso y la silueta en un mes o algo más, mejor dejarlo para las artistas de cine, aunque sinceramente me parece algo bastante irreal.

Lo más adecuado es que después del año se debería haber recuperado la forma.

Es muy importante el aspecto psicológico, en el que continúan involucradas las hormonas y querer recuperar el peso o la figura antes de tiempo puede ser igualmente muy frustrante.

Los primeros días en casa, con el bebé, son para descansar, recuperarse tanto física como emocionalmente y tener tiempo para disfrutar del bebé.

Parece que esos días la madre solo se tiene tiempo de comer, dormir (poco) y cuidar al bebé.

Al poco de dar a luz, empezamos a notar algunos cambios.

Se puede notar una pequeña inflamación en las piernas y pies. Hasta que no se vayan perdiendo los líquidos ganados durante el embarazo.

Aumenta el estreñimiento.

El periodo puede volver entre seis y ocho semanas o meses, aunque si se no se está en la lactancia antes.

Algunas mujeres pueden desarrollar problemas en las tiroides en el primer año de dar a luz. Tanto hipertiroidismo como hipotiroidismo, aunque no es permanente, se suele recuperar al máximo un año.

Si se desea hacer dieta, hay que ponerse a dieta tranquilamente, si se va a dar la lactancia mejor procurar comer sano, que dieta, ya que se puede perder calidad y cantidad de leche materna.

Lo ideal es eliminar los azúcares simples extras, las grasas y las comidas más copiosas, y por supuesto olvidarse del alcohol. Procurar mantener una dieta sana y se puede empezar un plan de ejercicio suavemente.

Algunas mujeres debido a los cambios hormonales sienten algo de ansiedad y depresión, lo que les hará picar y comer en exceso, sobre todo dulces, para esos momentos lo ideal es la L-teanina, que relajará. No debería durar esta sintomatología más de dos semanas, si dura demasiado tiempo es importante consultar al médico.

¿CUÁNTO PESO PUEDO PERDER Y EN QUE VELOCIDAD?

Para la recuperación más o menos rápida también va a influenciar como ha sido el parto, evidentemente no es lo mismo un parto por cesárea que uno natural. En la cesárea se ha de recuperar la cirugía abdominal.

Después del parto el útero va a reducir de tamaño y posición. Durante la lactancia se libera oxitocina que provoca contracciones en el útero, gracias a estas recupera su posición.

Justo en el momento del parto se va a perder hasta aproximadamente 4 kilos al perder los líquidos corporales. Igualmente se va perdiendo peso naturalmente hasta que el útero va recuperando su tamaño.

Cuando se está dando de mamar es normal o se puede alcanzar a perder hasta un máximo de 1 kilo a la semana. Ya que en esta etapa, no se debe perder mucho peso.

Lo ideal es perder peso gradualmente.

Se suele recuperar la figura como antes del embarazo al año de nacer el bebé.

El peso se puede recuperar a los seis meses.

Aunque evidentemente depende del peso ganado durante el embarazo si ha sido muy importante o no.

¿QUÉ CAMBIOS SON LOS QUE VOY A RECUPERAR ANTES?

Las tres partes del cuerpo que han tenido más cambios, son el suelo pélvico, el abdomen y el pecho.

Por lo que estas son las que igualmente vamos a notar antes la recuperación.

Como he dicho en la lactancia la oxitocina ayudará a que se recupere el tono rápidamente, aunque los ejercicios siempre son recomendables.

La zona abdominal este algo más floja y hasta algo arrugada y ha desaparecido la cintura, para ello lo ideal es empezar los ejercicios específicos cuando ya se encuentre recuperada, cuando se sienta, nos hemos de acordar que han sido nueve meses, y que recuperarse no va a ser rápido.

Cuando los niveles de progesterona disminuyen mejora el tono muscular.

El estreñimiento, mejora bebiendo mucho agua, zumos, comer fibra. Se pueden usar supositorios puntualmente.

Perdida de pelo, es uno de los problemas más habituales, durante el embarazo las hormonas protectoras, dan un aspecto de piel y pelo sano, cuando bajan de golpe las mismas, el pelo se suele caer, aunque en poco tiempo, volverá a lo mismo.

Después de la lactancia, el pecho volverá naturalmente a su forma, aunque cuando el tamaño grande la recuperación es más difícil, y el pecho pequeño algunas veces se hace más pequeño.

PARA RECUPERAR EL PESO, ¿QUÉ PUEDO HACER?

Dieta sana es lo ideal, con muchos líquidos, fruta y verdura. No podemos hacer dieta estricta, necesitamos la energía diaria necesaria.

Desayunar con tiempo.

Comer al menos cinco piezas de fruta y verdura diarias.

Incluir mucha fibra en la dieta, como avena, alubias, grano enteros.

Incluir hidratos de carbono de absorción lenta, como la pasta integral preferentemente, pan y arroz.

Evitar azúcares simples, alimentos demasiado grasos como el fast food, pasteles o bebidas gaseosas.

Controlar el picoteo y las veces que acudes a la cocina (se pasan bastantes horas en casa), lo ideal es una pieza de fruta cuando se va a picar, se puede poner cortada a trocitos.

Las calorías necesarias, depende mucho si se está o no en la lactancia.

Es importante procurar perder el peso ganado de más si se pretende tener más descendencia.

Si estás dando de mamar, las calorías necesarias son mayores que si no lo estás haciendo. Se necesitan aproximadamente un extra de 350 calorías al día para producir la leche. Estas calorías adicionales se van a usar de las reservas que se han acumulado durante el embarazo, este es otro de los motivos de que las hormonas durante el embarazo llevan a la reserva de grasas.

Es importante no reducir la ingesta de calorías inmediatamente, ya que necesitamos estas calorías para recuperarse, sobre todo las que han tenido un parto por cesárea.

Las necesidades mínimas aproximadas son de 1500 calorías/día.

No se deben tomar suplementos o ayudas para adelgazar si se esta dando de mamar.

Mi recomendación es comer varias veces al día, pequeñas cantidades.

Aumentamos el número de comidas y alimentos como frutas, verduras y grano entero.

Muchas mujeres cuando están embarazadas piensan que pueden comer lo que quieran y cuanto quieran por el motivo de estar embarazadas, aunque no es lo más recomendable, si no se hacen excesos, es un momento para relajarse.

Pero después del parto la mente ha de volver a las cantidades y productos adecuados.

De todos modos, no se debe esperar demasiado a recuperarse, ya que sino cada vez será más difícil.